El material del que se compone Celite y Kenite es la Diatomea (o Diatomita), un mineral compuesto por los restos de los esqueletos de plantas acuáticas microscópicas, unicelulares, llamadas diatomeas. Estas plantas fueron parte de la ecología de la tierra desde tiempos prehistóricos, y siguen formando parte del ciclo de vida de los océanos. Aparecen en colonias como una masa gelatinosa que sirve de alimento a pequeños peces que a su vez son el alimento de habitantes marinos de mayor tamaño.

La diatomea consiste de una célula viva, envuelta y protegida por las dos mitades de una especie de "caja" de sílice. Esta "caja" la fabrica la misma célula, con sílice extraida del agua de mar, por un mecanismo que aun no se conoce. Por lo tanto estas plantas microscópicas viven dentro de una delgada caja transparente y porosa que es en realidad su esqueleto.

Tanto la forma de estos esqueletos, como el dibujo que forman los poros es de una gran variedad, dando lugar a una infinidad de tamaños y tipos diferentes. Se conocen más de 400 formas típicas (muchas de ellas en forma de discos), y los tamaños van desde menos de un micrón hasta más de 100.

Cuando se completa el ciclo de vida, la materia orgánica de la diatomea se degrada, y el esqueleto de sílice se deposita en el fondo del mar, formando a lo largo de milenios, grandes depósitos de una roca blanda, sedimentaria silícea.

Los yacimientos de diatomea de Celite, de California (EEUU), Jalisco (México), Arica (Chile), y Arequipa (Perú), de donde provienen las diatomeas que Quimicuy S.A.C.I.A.comercializa, se formaron probablemente hace más de 15 millones de años, en el período Mioceno Superior, cuando el océano Pacífico o grandes lagos cubrían esas regiones. Después de miles de años, los microscópicos esqueletos formaron espesos mantos en el fondo del mar, que quedaron expuestos al retirarse el océano, o al elevarse el fondo del mar por movimientos de la corteza terrestre.

Estos depósitos son de gran espesor y pureza, y contienen diatomeas de muy variadas formas lo cual las hace especialmente aptas para su uso como auxiliar filtrante o carga funcional.

 

Cómo funciona Celite como Auxiliar Filtrante:

La filtración es un proceso por el cual partículas que están en suspensión en un fluido son separadas del mismo haciéndolo pasar a través de un material permeable. La filtración con Celite es generalmente una operación realizada en dos pasos.

Primero se deposita sobre las telas del filtro, una delgada capa de ayuda filtrante, denominada la “precapa”, utilizando agua limpia o el mismo líquido ya filtrado en una etapa anterior.

Después se comienza a hacer pasar por las telas el líquido a filtrar, al cual se le agregan en forma constante, pequeñas cantidades de auxiliar filtrante, la “dosificación”.

Así se logran dos objetivos: la precapa evita que los sólidos que enturbian el líquido a filtrar, ensucien las telas del filtro. Y la dosificación evita que esos sólidos impermeabilicen la “torta” que se forma al acumularse los sólidos retenidos y el auxiliar filtrante sobre las telas del filtro.

Para que un auxiliar filtrante sea eficiente, debe reunir los siguientes requisitos:

  • Debe estar formado por partículas rígidas, porosas y de formas intrincadas
  • Debe formar una torta rígida, no compresible y muy permeable.
  • Debe retener sólidos en suspensión finos, permitiendo al mismo tiempo un gran caudal de líquido
  • Debe ser quimicamente inerte e insoluble en el líquido a filtrar

Celite reune todas esas condiciones: por su composición química es prácticamente insoluble, es mecánicamente resistente, y sus partículas son de formas y tamaños muy variados
tierrasfil 

Grados y propiedades típicas

Grado % Poro Permeabilidad
Retención  promedio (d´Arcys)
Malla 150 (Micras)  
Filter Cel Kenite® 100 1,0 1,50 0,05
Celite® 505 Kenite® 101 0,1 2,70 0,07
Celite® 577   3,0 3,00 0,02
Estándar Super Cel® Kenite® 200 8,0 3,50 0,03
Celite® 512   10,0 5,00 0,05
Celite® 520 Kenite® 500 10,0 6,00 0,08
Hyflo Super Cel® Kenite® 700 10,0 7,00 1,00
Celite® 501   15,0 9,00 1,40
Celite® 503 Kenite® 700 15,0 10,00 2,00
Celite® 535   20,0 15,00 3,10
Celite® 545 Kenite® 3000 20,0 17,00 4,80

Grado Natural:

Es la forma natural de la tierra de diatomeas. Se extrae el mineral seleccionándolo, se muele, se seca y se clasifica neumáticamente para obtener un producto uniforme. No se le calcina ni recibe tratamiento químico alguno durante su procesamiento. Este es el grado más fino de Celite®, el que brinda la mayor claridad en el líquido filtrado y también el menor flujo.

Aplicaciones
Vinos, Cervezas, Metales preciosos, Separación de sólidos ultramicroscópicos.

Grados Calcinados:

Estos grados se obtienen por calcinación directa y clasificación neumática del crudo. Luego de la calcinación a más de 1000º C el material es clasificado con aire para obtener grados con distinta distribución de tamaños de partículas.

Aplicaciones
Vinos, Extractos alcohólicos, Cervezas, Sidra, Jugos de frutas en general, Adhesivos, Líquidos orgánicos, Productos farmacéuticos, Jarabes, Tratamientos de agua, Levaduras, Gelatina, Enzimas, Antibióticos

Grados Calcinados con Fundente:

Para la elaboración de estos grados, antes de la calcinación se agrega un agente fundente; este procedimiento produce partículas de mayor tamaño y, consecuentemente, un material más permeable. Finalmente, la clasificación neumática separa el producto en grados de diferente tamaño de partículas.

Aplicaciones para Hyflo Supel® y Celite® 501
Aceites vegetales y grasas animales, Cerveza (prefiltración), Químicos orgánicos e inorgánicos, Aceite para corte de metales, Solvente para limpieza en seco, Colorantes y tinturas, Aceites lubricantes, jugos de frutas, glucosa, Lacas y barnices, Jabón líquido, maltosa, Soluciones metalúrgicas, Melaza, Pectina, Goma laca, Lejías de jabón, Barnices, Tratamientos de agua, Vinos, Azúcar y Jarabes

,Aplicaciones para Celite® 503, Celite® 535 y Celite® 545
Adhesivos, Caseínas, Esteres de celulosa, Sidra, Dextrina, Grasas, Gomas sintéticas, Purificación de jarabes, Alquitranes, Ceras, Mosto de cerveza, Agar Agar, Glucosa, Antibióticos

QUIMICUY S.A.C.I.A. © 2009 Desarrollado por Javier Silva